Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

BBVA plantea que los trabajadores paguen parte de su indemnización por despido

El servicio de estudios de BBVA defiende un sistema mixto en el que una parte de la indemnización por finalización de contrato dependa de la antigüedad del trabajador en la empresa y otra, de una cuenta de ahorro individual.


BBVA plantea que los trabajadores paguen parte de su indemnización por despido
noviembre 14
05:53 2014

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

En un observatorio realizado conjuntamente con la Fundación Sagardoy, BBVA Research considera que la reforma del mercado de trabajo de 2012 y las iniciativas posteriores aprobadas por el Gobierno han sido medidas necesarias que han abordado muchas de las deficiencias del mercado de trabajo. Sin embargo, las cifras de desempleo y de temporalidad de la economía española exigen que la regulación siga mejorando. En este sentido, BBVA Research apunta que una simplificación efectiva del menú de contratos y, sobre todo, una modernización del sistema indemnizatorio incentivarían la contratación indefinida.

El servicio de estudios de BBVA defiende, para ello, un sistema mixto en el que una parte de la indemnización por finalización de contrato dependa de la antigüedad del trabajador en la empresa y otra, de una cuenta de ahorro individualBBVA Research  explica que la estructura productiva de la economía española, caracterizada por la prevalencia de empresas de pequeño tamaño, aconseja una reducción efectiva del número de contratos a tres: contrato indefinido (que debería ser la figura contractual por defecto); temporal causal y un contrato para la formación y aprendizaje, que favorezca la transición al empleo indefinido una vez completado el proceso formativo. .

Además, a su juicio, sería conveniente reorientar una parte de los recursos destinados a bonificar la contratación hacia políticas que aumenten la empleabilidad de los trabajadores, especialmente de aquellos que concentren las mayores tasas de paro. En el caso de los contratos de formación y aprendizaje promovidos internamente por la empresa, deberían tener carácter indefinido, mientras que los promovidos externamente podrían ser temporales, según el servicio de estudios de BBVA.

MODERNIZAR EL SISTEMA INDEMNIZATORIO

A pesar de los avances recientes en la flexibilización de la legislación de protección al empleo, España todavía se encuentra entre los países de la UE con una mayor indemnización por despido. Este hecho, unido a la brecha que existe en los costes de finalización del contrato entre trabajadores indefinidos y temporales, redunda en una segmentación elevada del mercado de trabajo que perjudica a los contratados temporales, principalmente jóvenes y trabajadores con menor nivel educativo, y tiene efectos negativos sobre la productividad de las empresas españolas.

El Observatorio Económico España sobre el mercado laboral resalta que la creación de una cuenta similar a la del modelo austriaco beneficiaría a los colectivos de trabajadores con mayores dificultades de inserción laboral, aumentaría el ahorro y facilitaría la planificación financiera de las empresas.

SISTEMA MIXTO

Para modernizar el sistema indemnizatorio,  BBVA Research propone un sistema mixto, en el que una parte de la indemnización por finalización de contrato dependa de la antigüedad del trabajador en la empresa y otra, de una cuenta de ahorro individual. Esta propuesta beneficia al trabajador, no encarece los costes laborales de la empresa y reduce la incertidumbre sobre la indemnización por despido al funcionar como un seguro.

Los nuevos asalariados dispondrían de una cuenta de ahorro individual nutrida de aportaciones periódicas por un importe equivalente a ocho días de salario por año trabajado, con un tipo de cotización estable del 2,19 por ciento del salario bruto anual. Al tratarse de un salario diferido en un sistema de capitalización, esta aportación debe considerarse como una parte de la retribución total del trabajador.

Cuando la retribución estuviese limitada por el salario mínimo interprofesional (SMI), la contribución a la cuenta de ahorro individual sería realizada por la administración pública, lo que equivaldría a establecer una bonificación de 2,19 puntos a la cuota patronal a la Seguridad Social para la contratación de los trabajadores peor retribuidos.  BBVA Research incide en que el contrato indefinido debe tener una menor indemnización que el temporal para aumentar su atractivo y penalizar a las empresas con una rotación de personal elevada e injustificada.A cambio, los trabajadores tendrán un empleo más estable, mayores salarios y una carrera laboral con mayores posibilidades de progresar a lo largo del tiempo.

VENTAJAS DE LA REFORMA

El Observatorio Económico pone de manifiesto que, con este sistema, la incertidumbre que obstaculiza la contratación indefinida se reduciría significativamente, y los jóvenes  y trabajadores con menor nivel educativo serían los principales beneficiados por el cambio. Asimismo, este nuevo sistema no incita a que el último trabajador contratado sea el primero en ser despedido ante una caída transitoria de la actividad. Esto se explicaría porque una parte de la indemnización por rescisión del contrato se habría ido abonando periódicamente, por lo que el coste marginal del despido sería reducido y equitativo para los distintos tipos de trabajadores.

BBVA Research explica que la indemnización marginal es positiva, y mayor cuando el despido es declarado improcedente. De este modo, las empresas internalizarán los efectos causados por el despido, reduciendo los ceses ineficientes. El servicio de estudios de BBVA también señala que el cambio en los criterios podría tener efectos favorables sobre la negociación colectiva y que la creación de la cuenta individual tendrá repercusiones positivas para las empresas, los trabajadores y el ahorro nacional.

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook