Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Directivas navarras defienden un liderazgo transparente y cercano

Un centenar de empresarios, directivos y representantes políticos escucharon a cuatro relevantes directivas navarras hablar sobre su fórmula para generar la confianza y el compromiso de sus equipos con el proyecto empresarial. El encuentro se enmarca dentro del Ciclo de Conferencias sobre Liderazgo Participativo que organiza la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social (ANEL).


Directivas navarras defienden un liderazgo transparente y cercano
septiembre 28
05:20 2016

Elisa Uribeetxebarria, gerente Altsasuko Scoop; y Elisa Genua, plant manager Schneider Electric Puente La Reina, con un marcado perfil internacional; además de las directivas de empresas más locales como son Anabel Zariquiegui, directora regional de Eroski; y Laura Sandúa, gerente de Sandúa Group; debatieron este martes, en el Colegio de Médicos de Pamplona, sobre cómo entienden el liderazgo dentro de la empresa, con el título “La experiencia de nuestras líderes”,

Durante la mesa redonda, moderada por la periodista Belén Galindo, estas cuatro mujeres de peso en la dirección empresarial navarra pusieron de relieve conceptos como transparencia, positividad, orientación al logro, dirección estratégica, promoción del cambio y trabajo en equipo. Estas mismas líneas centraron el coloquio posterior que contó con gran participación del público asistente.

En el discurso de bienvenida, el presidente de ANEL, Ignacio Ugalde, destacó que estas citas periódicas sobre Liderazgo Participatio sirven “para generar conocimientos compartidos que ayudan a transformarnos a la vez que transformarnos nuestro entorno”. También incidió en que el liderazgo participativo “debería representar el futuro de todo el tejido empresarial, porque es la manera con la que hay que repensar las empresas y cómo se gestionan, para que sean más horizontales, más igualitarias y, por qué no decirlo, más eficaces”.

TRANSPARENCIA Y CERCANÍA

Las participantes en la mesa redonda procedían de sectores de actividad muy diferentes y de estructuras empresariales muy distintas, pero todas compartieron su compromiso con el territorio y con la generación de riqueza.

Elisa Uribeetxebarria, gerente Altsasuko Scoop, y ejecutiva con experiencia internacional en México y República Checa, hizo hincapié en la foto-liderazgo-2promoción del cambio: “He tropezado mucho con las jerarquías tradicionales totalmente verticales, por eso hay que entender el sistema en el que estás y la organización. Hay momentos diversos y lo más importante es combinarlos con las personas preparadas para afrontar esos cambios”. “Porque hay que hacer empresa e involucrar a las personas” en los objetivos de la organización.

Por su parte, la gerente de la compañía de alimentación ribera Sandúa Group, Laura Sandúa, eligió dos competencias para hablar de liderazgo participativo: transparencia y positividad: “Ser transparente es un trabajo diario, internamente significa confianza para que los empleados se sientan como en casa y confíen en ti; y la comunicación debe ser totalmente horizontal, porque queremos favorecer la participación del trabajador y un clima laboral en el que éste se sienta cómodo y valorado, así también dará más de sí. En cuanto a positividad, no se trata de estar todo el día sonriendo, sino que el líder transmita de forma natural y conseguir crear un ambiente de trabajo óptimo”.

La directora regional de Eroski, Anabel Zariquiegui, destacó que “las compañías nos enfrentamos cada vez más a situaciones de incertidumbre y a muchos cambios tecnológicos. Por ello, el liderazgo participativo va muy porque las personas sean capaces de adaptare a todos estos cambios. Un líder tiene que ser un gestor que potencie el enfrentarse a los cambios, la relación entre las personas, el buen clima y que haga que las personas sean capaces de enfrentarse a los problemas. El líder tiene que ser un guía, un orientador… El lema de liderazgo participativo es clave en el futuro y debemos ser capaces de crear espacios donde las personas puedan expresar sus opiniones”.

Por último, desde un ámbito más industrial, Elisa Genua, plant manager de Schneider Electric en Puente La Reina, aportó su experiencia dentro de un grupo multinacional. Genua eligió “la competencia de los equipos, porque engloba a las otras cinco, que hacen que la persona pueda avanzar y mejorar”. Defendió también que hay que hacer muchísima formación, “sino es imposible delegar, creo mucho en la cultura de alto rendimiento conociendo bien las ambiciones de cada persona”. Aseguró que España no es el peor sitio en lo que se refiere a lierazgo.

PERFIL DEL LÍDER 2.016

Las cuatro directivas componentes de la mesa redonda se atrevieron a dar el perfil del líner del año presente, 2.016: “Debe tener capacidad de aceptar retos y agilidad para la transformación, porque hoy en día hay muchos cambios” (inició Genua). Que funcionen bien en la incertidumbre (añadió Uribeetxebarria). “Sin olvidar la positividad, la transparencia y la empatía (apostilló Sandúa). “Y añadiría la gestión de las personas, porque un buen líder si no tiene un equipo con el que poder hacer todo lo anterior no sería nada” (concluyó Zariquiegui).

La Asociación Navarra de Empresas de Economía Social lleva varios años trabajando en un Programa de Liderazgo Participativo en el que altos directivos se están formando en un nuevo modo de dinamizar las empresas. El pasado mes de junio se entregaron los diplomas a los 50 primeros profesionales, de 28 empresas, que han cursado este ciclo formativo que promueve ANEL. Una propuesta que ayuda a desarrollar un tipo de liderazgo con el que la asociación empresarial está comprometida y especializada. El periodo de inscripción de la próxima edición del programa está ya abierto.

Una información de Yosune Villanueva Lucea para Navarra Capital. Fotos de Víctor Rodrigo.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook