Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

El “nosotros, líderes” gana la batalla definitiva al “yo, líder”

El primer invitado a las conferencias sobre Liderazgo Participativo organizadas por ANEL, Guillermo Dorronsoro, es doctor Ingeniero Industrial y Decano de Deusto Business School, además de miembro del Consejo de Administración en sociedades privadas y público-privadas. Ha sido también Presidente de la Fundación Vasca para el Desarrollo de Tecnologías Energéticas, ha impulsado la puesta en marcha de iniciativas de colaboración público-privada y participa habitualmente como ponente en eventos vinculados a la Gestión de la Innovación y el Sistema de Ciencia y Tecnología. También actúa como experto evaluador en programas de la Comisión Europea y Ministerio de Ciencia e Innovación y, en la actualidad, es profesor de la asignatura de “Gestión de la Innovación en Empresas e Instituciones” y del módulo de Innovación en el seminario “Liderazgo Ignaciano”.


El “nosotros, líderes” gana la batalla definitiva al “yo, líder”
junio 02
05:40 2016

Una información de Yosune Villanueva Lucea y fotos de Víctor Rodrigo para Navarra Capital

Se define como líder participativo a la persona que basa su influencia escuchando las opiniones e inquietudes de los demás. Tal y como el propio nombre indica, la participación positiva de las personas que rodean a uno, es muy importante para poder trabajar unidos hasta alcanzar una meta en común. Pero también es cierto que, dependiendo del momento en el que se encuentre una compañía, necesita un tipo u otro de líderes, “pues no es lo mismo pensar ideas (para lo que hacen falta personas creativas), que decidir cuáles de esas ideas son buenas (personas más juiciosas), que ponerlas en práctica (personas con gancho). Para cada una de estas fases, como para otras más que pueden surgir, se necesitan personas con distintos perfiles, líderes cada una de ellas, pues es muy difícil que una sola persona aúne todas esas características. Cada uno tiene sus capacidades y hace falta trabajar en equipo”.anel-guillermo-dorronsoro-8

En el marco de entrega de los diplomas por parte ANEL a los participantes en su programa Liderazgo Participativo, el decano de Deusto Business School, Guillermo Dorronsoro, dio una clase magistral de lo qué es para él, todo un experto en economía global, el liderazgo participativo. Se inicia así una serie de conferencias para presentar un programa dirigido a liderar empresas.

Para ponernos en situación, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Para qué hacen falta líderes? Y la respuesta es clara, para cambiar algo: “Cuando estás en una piscina, es difícil reconocer a los líderes, pero ante un incendio, pronto descubrimos a los líderes, porque hay quien huye, quien ayuda a los demás, quién busca soluciones…” En palabras de Dorronsoro, estos líderes son imprescindibles hoy en día para modificar la situación en las empresas y, en consecuencia, para modificar la situación económica actual.

¿POR QUÉ EUROPA TIENEN QUE IMPULSAR LA ECONOMÍA?

En este momento, la economía europea no está creciendo y, todavía esperanzados, “esperábamos a ver qué hacía China, pero resulta que ahí también las cosas se han puesto regular y no crece como se esperaba. Hace pues memoria el decano de Deusto de las palabras del economista Mohamed El-Erian, en el año 2010, cuando dijo que la crisis no iba a superarse, sino que iríamos en una “tranquila normalidad, a trompicones, en un lento crecimiento”. “Y la realidad es que así está siento; y no solo está ocurriendo en Europa, sino en todo el mundo. La economía va a crecer poco y va a ir a trompicones, es la realidad”.

“Nuestra esperanza eran los países emergentes, pero aunque crecen el doble que nosotros, no es suficiente”. Y en los países avanzados, hemos pasado del 4% a crecer al 2%, pero a base de endeudarnos para remontar la economía, por lo que la situación no es en absoluto buenísima.

Es obvio, esta situación hace que la gente esté preocupada. ¿Y cómo salimos de esto? ¿Es el fin de la prosperidad?: “¡No! No va a ser sencillo lo que viene, pero para salir adelante hay que hacer cambios. Y para estos cambios necesitamos personas que afronten los cambios, necesitamos líderes.

ESCUELAS DE LIDERAZGO

De acuerdo a la experiencia de Guillermo Dorronsoro, para aprender sobre liderazgo y cambio, también es importante leer y por ello sugirió durante su ponencia tres libros imprescindibles que marcan las tres tendencias de liderazgo actuales:

  1. Acento en el líder: “Leading change”, de John P. Kotter. Porque hace falta un líder que pastoree a las ovejas. El libro cuenta la historia de un pingüino que convence al resto de pingüinos para cambiar de lugar. En este libro se descubren las claves del liderazgo heroico.
  2. Condiciones para que cada persona sea líder. Aunque cada vez vamos más hacia otro tipo de liderazgo, en: “La danza del cambio”, Peter Senge. Habla de un grupo en el que cada componente tienen autonomía propia. No obedecer a la jerarquía, sino que cada uno sea líder participativo.
  3. La tercera escuela hace hincapié en que no hay organizaciones ni empresas, sino que hay personas. “Teoría U”, C. Otto Scharmer. Y hay que cambiar a las personas. Que cada persona crea y se anime a cambiar. Es una escuela diferente y, probablemente complementaria a las dos anteriores.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE PARA CAMBIAR? anel-guillermo-dorronsoro-3

La identidad y el relato son fundamentales para que haya un cambio en las compañías:

  • Identidad: Las personas que forman parte de una entidad deben sentir esa identidad, sentido de pertenencia. Con transparencia y participación (una comunidad participativa), que los trabajadores sientan los proyectos como propios.
  • Relato: Que esas personas compartan un relato, de dónde venimos y a dónde vamos.

“Si tienes eso, lo demás viene solo, porque las personas pondrán el corazón en el proyecto. No habrá que darles más explicaciones. Y de nuevo, esto es algo que no puede hacerlo una persona y por eso es tan importante el liderazgo participativo”.

¿PARA QUÉ HACEN FALTA LÍDERES?

Para responder a esta pregunta, el decano de Deusto, se inspira en el Renacimiento, “porque en aquel momento de crisis hubo que cambiar todo el régimen feudal, exactamente como ahora, que estamos en un momento de crisis en el que se requiere un cambio profundo”. Y basándose en los consejos de Maquiavelo, señaló para finalizar varios pasos que dar de cara a ese cambio:

  • Evitar estar desprevenido. Visión, anticipación.
  • Aprender a resistir: tejer resiliencia, hay que saber superar los cambios.
  • Aprender a cambiar lo necesario. La ciencia de transformar.
  • No desanimarse nunca. Nunca perder la sonrisa, porque él mundo está lleno de oportunidades y hay que estar abierto a lo nuevo, pero siempre con una sonrisa.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook