Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Es tiempo de Mediación para la empresa

enero 25
05:10 2016

Elena Sarasa. Mediación NavarraEl día 21 de Enero celebramos el día Europeo de Mediación que conmemora la fecha de aprobación de la Recomendación número R (98)1, sobre Mediación Familiar, aprobada por el Consejo de Europa el 21/01/98 en la que se aconseja el uso de procesos que garanticen la solución colaborativa y amistosa de conflictos con el objetivo de asegurar las relaciones interpersonales entre padres e hijos en los procesos  de familia

En los últimos años, se ha ido avanzando en esta materia, impulsando una regulación marco de mediación, la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles y el Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, además de las distintas leyes autonómicas.

Si bien la Mediación en España tiene su origen en el ámbito de los conflictos de familia, a día de hoy es de aplicación con resultados exitosos en otras muchas otras áreas como son la hipotecaria, bancaria, el consumo, los conflictos laborales, penales y en el ámbito civil y mercantil.

Y es que es en la empresa, donde más horas al día estamos, probablemente más que con nuestra familia o amigos, y donde más interactuamos con los otros, por lo tanto, por pura estadística, es donde más posibilidades existen de que surja un conflicto, bien sea con compañeros de trabajo, jefes, socios, clientes o proveedores…

Seguramente conozcamos socios que tienen posiciones enfrentadas a la hora tomar decisiones que afectan a su empresa, o de decidir la orientación estratégica de la misma, equipos de trabajo que no funcionan porque algunos de sus miembros no se hablan, problemas de comunicación interdepartamental, demandas de los trabajadores a través de sus representantes, impagos de clientes, errores de calidad de los proveedores, rencillas entre hermanos por la empresa familiar, etc….Situaciones que están en el día a día de las empresas.

Los conflictos surgidos en el ámbito empresarial provocan un grado de malestar que enturbian profundamente la productividad y rentabilidad de la organización. Si no se interviene a tiempo, se convierten en insostenibles y en muchas ocasiones estallan con la interposición de acciones legales cuyo resultado no satisface a ninguna de las partes y que en la mayoría de los casos no solucionan el conflicto sino que incluso lo agravan.

La mediación nos ofrece una nueva vía para solucionar los conflictos de empresa. Una nueva vía dialogada basada en un modelo colaborativo de ganar-ganar donde con la intervención neutral e imparcial del Mediador las partes son capaces de rebajar su nivel de tensión, restablecer la comunicación y trabajar conjuntamente para llegar a acuerdos satisfactorios.

Algunas de las ventajas que la Mediación tiene para las empresas son entre otras su carácter confidencial y la celeridad y ahorro en costes y recursos en la solución del asunto. Pero el impacto que el uso de modelos de resolución positiva de conflictos tiene en la empresa va más allá ya que permite restaurar relaciones personales, mejorar el clima laboral, la productividad y fortalecer la solvencia de la empresa.

La mediación puede plantearse de forma preventiva para afrontar procesos de relevo generacional mediante consensos en la Empresa familiar, para la creación y modificación del protocolo familiar de forma participativa por todos los implicados, la identificación de posibles puntos de disputa a futuro entre socios y su prevención a través de la elaboración de pactos de socios, o desde el punto de vista formativo proporcionando a los líderes y mandos intermedios de la empresa, habilidades para afrontar conflictos

Desde el punto de vista reactivo, una vez surgido el conflicto la Mediación nos puede ayudar a solucionar las disputas surgidas entre los socios mediante una renovación de sus pactos, mejorar las dinámicas relacionales existentes en las empresas familiares, acordar la salida negociada de un socio o la incorporación de nuevos socios a la empresa, entre otros asuntos.

La mediación entendida como herramienta estratégica para la empresa, se convierte en un instrumento poderoso no solo para la resolución positiva de conflictos sino desde el punto de vista preventivo ya que si la incorporamos a la gestión y políticas de nuestro día a día de empresa, se reduce el nivel de conflicto, aumenta la motivación de sus miembros y por tanto la productividad, mejora la imagen interna y externa de la empresa y finalmente se incrementan los resultados económicos de la misma.

Está claro que la Mediación ha llegado al mundo empresarial para quedarse. Es tiempo de Mediación. 

 

Elena Sarasa Villaverde
Abogada y Mediadora
Socia Fundadora de Mediación Navarra 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook