Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Gestionar bien los conflictos laborales, camino al éxito empresarial

Las diferencias personales son algo natural en las compañías, puesto que son reflejo de las relaciones, de pareceres, de intereses, de opiniones entre trabajadores, socios, proveedores o clientes. Para solucionar estas discrepancias de forma sencilla, la comunicación fluida entre todos es la clave. El objetivo, no es eliminar o evitar los conflictos, sino saber encauzarlos.


Gestionar bien los conflictos laborales, camino al éxito empresarial
junio 27
06:15 2015

Una información de Yosune Villanueva para Navarra Capital

Cuando una persona o un grupo de personas deciden emprender, se encuentran con muchas trabas administrativas y con poco asesoramiento. La Cooperativa de Emprendedores de Anel, la Asociación Navarra de Empresas Laborales, ha organizado este viernes un encuentro para asesorar a los socios de los proyectos empresariales que, bajo este pionero marco de apoyo al emprendimiento, tratan de llevar al mercado su proyecto empresarial bajo la fórmula de la economía social. Así, en todo el proceso hasta la constitución de sociedades, la Cooperativa de Emprendedores organiza charlas que ayudan en el complicado camino hacia la creación de una empresa.

En este proceso de creación empresarial, aprender a identificar las primeras dificultades en un proyecto y gestionarlas es un importante recurso que han aprendido algunos de los socios de Anel en una charla-coloquio en la que se ha hablado sobre la importancia que tiene la relación entre los socios-trabajadores para la viabilidad del proyecto y cómo llegar a acuerdos; también han visto cómo analizar el compromiso personal en el proyecto (implicación, motivación y responsabilidad); y la identificación de intereses comunes: miedos, oportunidades y cómo gestionarlos.

cooperativa-emprendedores-anel

De pie, Maite Ruiz y Amaya Sanz.

La sesión ha sido dinámica y todos los participantes han puesto en común sus situaciones actuales en las que están empezando a emprender. Han contado las primeras dificultades que les han frenado, las diferentes formas de trabajar entre los socios, o la distante escala de valores que les hace funcionar de forma diversa dentro de la misma compañía. También se ha puesto de relieve la ilusión inicial que tapa diferencias que pueden surgir a los meses o a los años. Entre todos, el panorama ha sido amplio.

Ha estado dirigida esta sesión formativa por dos de las tres socias de Mediación-Navarra, una empresa que lleva 14 meses trabajando gracias al apoyo de Anel y que ofrece, precisamente, servicios de mediación y resolución de conflictos. Maite Ruiz, psicóloga; y Amaya Sanz, abogada, han hablado de los temas susceptibles de conflictos: como son el dinero, el compromiso, la forma jurídica, los horarios, la flexibilidad, la conciliacion, o la incorporación de nuevos socios. Aseguran que para prevenir cualquier tipo de conflicto es importante pactar códigos éticos, principios y valores, además de temas más estructurales como salidas de socios, vacaciones, incorporación de nuevos socios o sueldos, entre otros.

Tan importante como el asesoramiento y el apoyo, es el encuentro y la relación entre socios. En este modelo de empresa social, en el que el centro es la persona, es importante la relación entre los emprendedores, por eso se organizan este tipo de charlas en Anel.

EL EFECTO ICEBERG

El conflicto es la diferencia entre dos o mas individuos o grupos que poseen intereses diferentes que defienden con firmeza. A veces, los conflictos surgen por nuestras percepciones, por lo que vemos o creemos ver, otras veces por la falta de información fluida entre los socios, por propias afinidades o por disparidad de valores.

Por eso, además de definirse bien una empresa en su forma jurídica, la aportación de capital, definir puestos, tareas, organizar y gestionar; es decir, en lo que llaman en Mediación-Navarra la punta del iceberg de la compañía. También deben ponerse en común los valores personales, alineados entre los socios, el valor de la conciliación, la flexibilidad, e incluso de los miedo personales de cada uno, que pueden llevar a situaciones difíciles que con solo hablarlas se resolverían. Estos silencios entre los socios los denominan la parte del Iceberg oculta, que es la más grande. Para solventar el efecto iceberg: la comunicación, la confianza en el otro, también la aceptación de quien es, piensa y trabaja diferente; porque esas diferencias son las que hacen crecer y hacer equipo.

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook