Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

La desigualdad laboral entre hombres y mujeres aumenta con la crisis

CCOO ha hecho público el Informe “Mujer y Empleo. Diagnóstico de la desigualdad en Navarra”, en el que se advierte de las dificultades que tiene este colectivo a la hora de acceder a un empleo y tener unas condiciones similares a las de los hombres.


La desigualdad laboral entre hombres y mujeres aumenta con la crisis
agosto 25
06:00 2015

La situación de la mujer en el mercado laboral de Navarra ha empeorado con la crisis económica. Un dato que ejemplifica esta situación es el salario medio. Si la brecha salarial entre hombres y mujeres era de un 27,86 por ciento en 2008, hoy ya rebasa el 30 por ciento ( 30,46 por ciento).

Este es sólo uno de los datos de la clara desigualdad entre géneros. Pese a que las mujeres en edad de trabajar superan a los hombres, 264.100 mujeres frente a 257.800 hombres, su tasa de actividad laboral está 10,54 puntos por debajo de la de los hombres.  En concreto, un 53,35 por ciento de mujeres activas frente a un 63,89 por ciento de hombres en el segundo trimestre de 2015.

Ese es el primer síntoma de una economía en la que las mujeres no ocupan el espacio que en virtud de su número les correspondería. Así, según el informe de CCOO, en Navarra hay 267.300 personas ocupadas de las cuales 122.100 son mujeres y 145.100 hombres. El empleo femenino representa el 45,6 por ciento del empleo total de la Comunidad Foral, 2,24 puntos menos que en 2008.

En cuanto a aquellos que desean trabajar y no pueden, la desigualdad también persiste. La tasa de desempleo femenina se ha situado en 13,31 por ciento mientras que la masculina es del 11,90 por ciento, según la EPA del segundo trimestre de 2015.

CONDICIONES LABORALES

Brecha salarialUna de las características más destacadas del empleo femenino es la extensión de la jornada parcial. De los 51.700 trabajadores a tiempo parcial 40.800 son mujeres, casi el 80 por ciento del empleo a tiempo parcial es femenino. Así, un tercio de las mujeres trabajadoras, un 33,4 por ciento, lo hace en esta modalidad.

En materia de temporalidad, el colectivo de mujeres navarras también soporta una tasa de temporalidad del 31,4 por ciento, nueve puntos superior a la masculina que se sitúa en el 22,5 por ciento.

Con este panorama de mayor temporalidad y más empleo parcial, se explica que la Encuesta anual de Estructura Salarial elaborada por el INE arroje que el salario medio anual de las mujeres es un 30,46 por ciento inferior al de los hombres, mientras que en 2008 esa brecha era del 27,86 por ciento. Mientras una asalariada media cobra 19.364,43 euros, un trabajador medio gana 8.483,72 euros más.

Además, la presencia de las mujeres se concentra en el sector servicios, en el que se concentra la media de salario anual más baja, unos 21.482,81 euros anuales frente a los más de 28.771,67 euros contabilizados en el sector industrial.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook