Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

La empresa y su mortandad. Crónicas de un superviviente

febrero 05
05:30 2015
José Antonio Gurucelain - CEO Cistec

José Antonio Gurucelain – CEO Cistec

Por fin, mi empresa tiene más de un año. Parece fácil, pero el 80% no llega a celebrar su primer aniversario, según los datos registrados por las Cámaras de Comercio…. Así que, ¿quién se atreve a invertir? Sin embargo, nosotros tomamos la decisión y aquí estamos “pese a todo”. Ese pese a todo incluye toda una panoplia de ensayos, tratados y decálogos para saber qué es lo que debes o no debes hacer. ¿Mi conclusión? Nosotros hemos sobrevivido sin haber cumplido al menos siete u ocho de las recomendaciones que nos hicieron. ¡Ahí es nada!

Por eso, te quiero proponer un “decálogo” alternativo que te animo también a que la incumplas, porque, como verás, cada empresa es un mundo…

Primero. La pasión. Si tú no estás convencido, ¿cómo vas a convencer a los demás?  Enamorarte de tu proyecto es la única manera de defenderlo, de construir un equipo alrededor de él, de lograr financiación… Sé positivo. Un cerebro positivo es un 31% más productivo.

Segundo. Convicción. ¿Cómo vas a comportarte cuando se presenten los momentos duros? Porque van a aparecer, seguro. Aquí, las entidades financieras lo tienen claro. Ellos te harán preguntas destinadas a saber si estás dispuesto a sacrificarte todavía más. Porque cuando arrancas te parece siempre haber hecho el máximo sacrificio, pero la capacidad de sufrir es infinita cuando la convicción en tu proyecto es plena.

Tercero. Las entidades financieras, ¿vaya trago no? Pues cumplen su papel y son necesarias. Sin ellas va a ser muy difícil emprender. Cuando les transmites tu proyecto de forma apasionada puedes conseguir financiación. No miden tu proyecto te miden a ti. ¿Si tú no te vas a arriesgar por qué lo van a hacer ellos? Medirán tu pasión y tu convicción. Qué crees y cómo te vas a comportar cuando vengan los momentos duros, además de, por supuesto, tu plan de empresa.

Cuarto. Equilibrio. No se trata de endeudarse más y más rápido sino de ajustar los gastos a los ingresos, de equilibrar el balance mes a mes sin entrar en una espiral de pérdidas que a medio plazo resulten insalvables. Un amigo mío decía que el mejor ahorro es el gasto que no se hace. Usa la cabeza.

Quinto. Tus socios. Si emprendes con otras personas su convicción debe ser plena y ellos deben complementar tus capacidades. Utiliza el equilibrio en la valoración de lo que aporta un socio. Si aporta contactos, monetízalos. Aquí lo más recomendable es transparencia y actitud constructivas, siempre que sea posible y cuanta más, mejor. Todo ello reportará en mayor compromiso en el objetivo común.

Sexto. Tu equipo. La columna vertebral de tu empresa. Son tu producto, el contenido. Estamos hablando de las personas que lo ejecutan y la pasión con la que lo hacen, harán de tu empresa lo que quieres ser. Sin equipo eres humo. Créalo y cuídalo.

Séptimo. Colaboración. Uno no puede hacer todo solo. Hay muchas oportunidades ¡úsalas! Busca colaboradores con los que puedas compartir pasiones, toma riesgos y si te equivocas, arréglalo o busca otras, pero colabora.

Octavo. Flexibilidad en tu plan. Por su puesto debes tener un plan de empresa, o una hoja de ruta, pero sé flexible. El mercado nos recolocará. Adáptate para aprovechar las oportunidades y ajustarla a la realidad. Toma riesgos, pero usa el equilibrio.

Noveno. El secreto. Pon el foco en las personas y el equipo humano. Comunicate y analiza con ellos tus datos de mejora de tu producto, tu forma de presentarlo al mercado, tus ratios de venta y finanzas. No repitas lo que no funciona.

Décimo. No creas que lo que puedes hacer, ¡hazlo! ¿Cómo? Construye una historia alrededor de tu producto y sal a la calle a vender, sal ahora, sal luego, sal y cuéntalo. Haz de tu negocio un negocio presencial, online. Aunque vendas por internet, sal a dar a conocer tu página, sal y vende, cuéntalo una y otra vez y vuélvelo a contar.

¿Qué haces leyendo?, ¡Sal a vender! Y recuerda, pasión, convicción equilibrio y no hagas caso de los decálogos ¡Lo vas a conseguir!

 

José Antonio Gurucelain
CEO Cistec Technology

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook