Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

“Las prácticas, además formar a los alumnos, son el mejor proceso de selección que puede tener una empresa”

Iosune Pascual Azcárate es, desde finales del año pasado, la directora gerente de la Fundación Universidad-Sociedad de la Universidad Pública de Navarra, a la que lleva vinculada desde 2005 y donde ha desempeñado varios cargos, el último de ellos el de responsable de recursos humanos y calidad. Esta doble licenciada en Economía y en Sociología por la propia UPNA y máster en Dirección de Personas por ESIC tiene muy claro que está al frente de una herramienta al servicio de la UPNA, y que su misión será la de adaptar la Fundación a las cambiantes necesidades y demandas de la sociedad. Para ello apuesta por seguir trabajando en la mejora continua, la motivación de las personas que forman su equipo y la calidad. Y si hacemos caso a los óptimos resultados obtenidos hasta ahora, la estrategia no puede ser más acertada.


“Las prácticas, además formar a los alumnos, son el mejor proceso de selección que puede tener una empresa”
marzo 30
05:50 2016

Una información de Miguel Bidegain para Navarra Capital

PREGUNTA (P): Usted conoce bien la Fundación, lleva ligada a ella desde 2005. ¿Qué balance puede hacerse del trabajo desarrollado durante estos años?
RESPUESTA (R): El balance es muy positivo, hemos ido creciendo, madurando, asumiendo nuevos proyectos, de forma que lo que hacíamos en 1997 no tiene nada que ver  con lo que hacemos ahora, y el volumen que gestionamos tampoco. ¿Qué es lo que hemos hecho? Verá, contamos con dos reconocimientos que explican muy bien qué es lo que pretendemos: somos empresa Reconcilia, por conciliar la vida personal y laboral, porque un profesional motivado rinde más al estar contento con lo que hace y cómo lo hace, y por otra parte, hemos sido galardonados como Empresa Excelente por la Fundación Navarra de la Excelencia. Estos dos premios dan una idea de lo que es la Fundación: hemos apostado tanto por las personas como por la calidad, por la mejora continua, y eso nos permite adaptarnos a las necesidades reales de las empresas, de los alumnos, de los egresados, de los profesionales… y pienso que cada vez con mejores resultados.

(P): Asumió su puesto a finales del año pasado. ¿Cómo se produjo su nombramiento y qué le llevó a aceptarlo?
(R): El nombramiento siempre lo realiza el presidente de la Junta Rectora, que es el rector de la Universidad Pública de Navarra, UPNA, Alfonso Carlosena, y es ratificado por la Junta de Patronato de la Fundación. Cuando me lo propusieron consideré que era un gran reto, personal y profesional, y sobre todo que suponía un reconocimiento por la confianza que depositaban en mí. Es un reto que tengo muchísimas ganas de afrontar, claro.

(P):¿El hecho de trabajar en la Fundación desde 2005 va a hacer que su gestión sea necesariamente continuista?
(R): Como ya he comentado nos adaptamos a lo que necesitan la Universidad y la sociedad. Seremos continuistas si eso es lo que se precisa, y rupturistas cuando haga falta serlo. No van a cambiar los fines de la Fundación, desde luego, los productos y servicios que prestamos hoy por hoy tampoco van a cambiar, pero entiendo que variarán, mejorarán, se adaptarán en el sentido que decía antes, y lo mismo se puede decir de la estructura de la organización. Por ejemplo, ahora crece la formación continua, pues tendremos que ajustar la estructura a las necesidades derivadas de esa realidad.

(P): ¿Qué cree que es posible mejorar y qué novedades tiene previsto implantar?
(R): Nuestra filosofía es la mejora continua, buscamos la calidad total y por eso tenemos muchas mejoras que se van a implantar y las que vendrán en el futuro. ¿Desde el punto de vista de la gestión? Pues pretendo que la calidad total esté en toda la organización. Los cambios que quiero hacer son esos, porque son los que dan lugar a resultados. Que si queremos autofinanciarnos, incrementar los títulos propios en un 200 por cien, aumentar los alumnos… podríamos querer muchas cosas, pero repito que somos una herramienta de la Universidad, tenemos que responder a sus necesidades. Ahora mismo está haciendo su plan estratégico, y cuando lo conozcamos podremos saber qué podemos afrontar y cómo hacerlo.

“En Fundación Universidad-Sociedad, hemos apostado tanto por las personas como por la calidad, por la mejora continua, y eso nos permite adaptarnos a las necesidades reales de las empresas”

FORMACIÓN

Iosune Pascual. Fundación Empresa - UPNA (P): ¿Podría explicarnos cómo es que la Fundación cuenta con títulos propios?
(R): Sí, es algo que puede parecer extraño. La Universidad tiene sus grados, las antiguas carreras, y ha creado la figura del máster reglado, pero nosotros tenemos títulos propios, que en realidad son de la UPNA, que nos ha delegado su gestión, y no son reglados, es decir, no están entre los reconocidos por el Ministerio. Nosotros gestionamos esos cursos, organizamos a los alumnos, las aulas, los profesores… pero los títulos son de la Universidad. Esto me parece que nos da un sello de calidad, es decir, no es una formación de academia, es de universidad, eso nos distingue.

Ofrecemos cursos de especialización, más cortos, dirigidos a profesionales, de 60 o 70 horas y sobre temas muy específicos, que estén muy de actualidad, para reciclar y mantener la empleabilidad de los profesionales. Tanto los títulos propios como los cursos de especialización se refieren a temas diversos: ingeniería, economía, empresa, salud… todo tipo de temas que estén en boga y que puedan ser de interés para los profesionales. Y, por último, están los certificados de profesionalidad para personas en desempleo que pueden quedarse fuera del sistema.

(P): Por la experiencia de la Fundación como intermediaria entre los estudiantes que desean hacer prácticas y las empresas que los acogen, ¿cree que la oferta docente de la UPNA y de la Fundación se adapta  las necesidades del empresariado navarro?
(R): Respecto a las que proponemos desde aquí, entiendo que sí. Mire, está previsto que este año pasen por nuestros cursos de formación continua 2.617 alumnos con un total de 4.892 horas de formación. No se imparte ningún curso si no hay la suficiente demanda de alumnos. Teniendo en cuenta la competencia que hay en este mercado de la formación continua creo que estos datos confirman que nuestro producto está reconocido tanto por la sociedad como por las empresas.

En cuanto a las carreras de la Universidad, lo que puedo decir es que las empresas que hacen prácticas con nosotros tienen una valoración muy positiva sobre las competencias técnicas de los alumnos y no tanto sobre las competencias en habilidades o en idiomas. ¿Qué es lo que hemos hecho? Pues hemos apostado por la formación en habilidades y tenemos el servicio de idiomas. Hemos tenido un curso de habilidades directivas para cargos del Gobierno de Navarra, abordamos temas como hablar en público, no se saben expresar correctamente, trabajar en equipo, liderazgo, habilidades personales que la empresa requiere.

Una vez nos dijeron desde una empresa: “contratamos  por competencias técnicas y despedimos por habilidades”. Ahí  es donde estamos: “tú eres un buen ingeniero pero no sabes trabajar en equipo, no me sirves”; pues nosotros vamos a formarte en esas habilidades de las que careces”.

(P): ¿El tejido empresarial navarro da de sí como para acoger a todos los alumnos que desean realizar prácticas a través de la Fundación
(R): Actualmente sí, y de hecho hay prácticas que no se cubren y quedan vacantes. Esto ocurre porque los alumnos no tienen el perfil que las empresas requieren o porque las ofertas no satisfacen las aspiraciones de los alumnos. Y también hay gente a la que sencillamente no le interesa hacer prácticas, no les parece que esa sea la forma de acceder al mercado, pero para eso tenemos un Servicio de Empleo. Las empresas nos transmiten que la práctica es, además de un sistema de formación, el mejor proceso de selección que pueden tener.

PRÁCTICAS EN EMPRESAS

(P): La Fundación tiene previsto gestionar 1.384 prácticas en 489 empresas en 2016, ¿atiende las necesidades o las preferencias de todos los alumnos?
(R): Realmente podemos decir que sí, hay un 95% de satisfacción. Mejoramos su empleabilidad, los formamos en habilidades, contribuimos a su formación y hacemos que tengan una mayor inserción el mercado. Hay que tener claro que no todas las personas necesitan lo mismo ni quieren lo mismo, lo que hemos visto a lo largo de todos estos años es que hay perfiles menos adaptados a las necesidades de la empresa y a quienes están en ese caso los derivamos al Servicio de Orientación Laboral, que estudiará que es lo que se puede hacer para que tú puedas ir al mercado. Al cabo de un año el 70% de las personas que han pasado por el Servicio tienen un empleo.

(P): Es un porcentaje muy alto…
(R): Sí, pero también hay que referenciar ese dato al hecho de que estamos en Navarra, donde el paro no es tan alto como en otras comunidades, y también al perfil que manejamos, el de un universitario, son dos circunstancias que favorecen la entrada en el mercado. Alguien sin formación y en un lugar con un desempleo elevado lo tiene mucho más difícil.

Está previsto que este año pasen por nuestros cursos de formación continua 2.617 alumnos con un total de 4.892 horas de formaciónNo se imparte ningún curso si no hay la suficiente demanda de alumnos. Estos datos confirman que nuestro producto está reconocido tanto por la sociedad como por las empresas”

Iosune Pascual. Fundación Empresa - UPNA 5(P): ¿A cuántos estudiantes han atendido desde la Fundación, cuántas prácticas han gestionado?
(R): Tenemos la estadística desde 2009, y recuerdo que no sólo gestionamos prácticas, hacemos muchas más cosas. Desde ese año hemos firmado 809 nuevos convenios de colaboración con empresas, además de los que ya manejábamos, y 7.398 convenios de prácticas, con una inserción del 50 por ciento y una satisfacción del 95 por ciento por parte de los alumnos que llega al 98 por ciento en el caso de las empresas.

Hemos realizado además 27.084 atenciones de orientación, hemos tenido 9.709 alumnos en cursos de idiomas y 7.207 han realizado exámenes oficiales. Además, 15.538 alumnos han asistido a cursos de formación continua, y desde junio tenemos abierta una oficina en el aulario, con el nombre de UPNA+, con el fin de estar más cerca de los universitarios y detectar desde ahí sus necesidades. Creo que servirá, además, para potenciar todo lo anterior.

(P): La Fundación prevé un grado de inserción de los alumnos en prácticas que llegará al 55% en 2016. ¿Se sitúa en la línea del que se da en instituciones similares de otras universidades?
(R): En 2015, el grado de inserción ha sido del 61 por ciento, hemos previsto para este año el 55 por ciento pero el año pasado conseguimos el 61 por ciento entre todos, entre las empresas, entre egresados y estudiantes, y nosotros. Está por encima del de otras universidades y por encima de la media, en los puestos más altos, pero vuelvo otra vez a lo que decía de referenciar los datos, hay que tener en cuenta dónde estamos, y así las fundaciones y universidades de otras comunidades como Andalucía están muy por debajo, pero hay otras que están por delante. El 61 por ciento es un dato buenísimo, y desde algunas fundaciones nos han preguntado cómo lo hemos conseguido. Les explicamos nuestro modelo y que tenemos a nuestra disposición una red de empresas que en otras regiones no existe, o es bastante más pequeña.

APOYO INSTITUCIONAL 

(P): ¿Tienen el dato de cuántas de esas personas que han logrado insertarse han firmado un contrato indefinido, o al menos de cierta duración?
(R): No, son datos que maneja el Servicio Público de Empleo a los que no tenemos acceso. Lo que sí hacemos cuando finaliza la práctica es preguntar a la empresa qué pasa con este chico, si se queda o no. Ahora vamos a empezar a recabar información para saber cuántos de los que han entrado en una empresa a través de una de nuestras becas ha llegado a puestos de responsabilidad, todavía no tenemos resultados definitivos pero estamos detectando que el dato puede ser importante.

Iosune Pascual. Fundación Empresa - UPNA 2(P): En estos tiempos tan difíciles desde el punto de vista laboral, ¿se han producido casos de incumplimiento por parte de los acogedores de sus alumnos de las condiciones establecidas para la realización de las prácticas?
(R): No. Para cada práctica se realiza un convenio que firman la empresa, el alumno y dependiendo de si son titulados o estudiantes, la UPNA o la Fundación. Ahí están recogidos los derechos y las obligaciones de unos y de otros, y están referenciados a los términos legales que se refieren a las becas de este tipo. Además tenemos un protocolo de tutorización casi a tiempo real, todas las becas tienen asignado un tutor por ley, es obligatorio que haya un tutor en la Universidad y otro en la empresa, y nosotros lo que hacemos es un seguimiento externo y continuado de la práctica desde el Servicio de Orientación. Así detectamos cualquier posible disfunción que pueda haber, y eso evita que pueda llegar a producirse, por ejemplo, un caso de abuso, porque tendría que haberse producido una disfunción previa.

(P): ¿La Fundación cuenta con un apoyo institucional digamos que razonable?
(R): Sí, tenemos un gran apoyo desde la Universidad, de hecho estamos en el Plan Estratégico, colaboramos en todo lo que nos piden y tenemos una relación muy fluida con la academia, porque somos una herramienta de la Universidad. Desde el punto de vista de la sociedad también, porque nos ven como Universidad y eso hace que tengamos una mejor imagen y un mayor prestigio, e institucionalmente tenemos importantes alianzas, con el Gobierno de Navarra, con el Servicio Navarro de Empleo, que nos subvenciona todo el tema de la orientación laboral, con Salud, con Bienestar Social…

El tema de las alianzas es clave para nosotros, no sólo con las instituciones, asociaciones empresariales y empresas, sino también con otras fundaciones u organizaciones que trabajan en nuestro ámbito”,

Por eso estamos presentes en las redes existentes para ofrecer nuestra experiencia, que es muy valorada, y sobre todo para ir recogiendo cosas nuevas que van saliendo y que podemos desarrollar con las colaboraciones.

(P): Ha comentado que también gestionan el programa Alumni.
(R): Es un programa que intenta unir en torno a la Universidad a todos los egresados, crear comunidad. Una vez que el alumno termina sus estudios se diluye su sentido de pertenencia al centro, y sobre todo el de la colaboración, no sé si tienen claro que pueden seguir colaborando con la Universidad. Queremos ir avanzando poco a poco y conseguir que los egresados perciban que seguimos dándoles algo y que ellos pueden devolvernos parte de lo que hemos hecho por ellos.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook