Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Los herederos de Félix Huarte y Miguel Javier Urmeneta recogen la Medalla de Oro de Navarra

La entrega de la Medalla de Oro de Navarra a los herederos de los diputados forales Félix Huarte y Miguel Javier Urmeneta, en representación de los promotores del Plan de Promoción Industrial de Navarra (PPI), del cual se cumple este año su cincuenta aniversario, ha sido el acto central de la celebración del Día de Navarra 2014.


Los herederos de Félix Huarte y Miguel Javier Urmeneta recogen la Medalla de Oro de Navarra
diciembre 02
10:30 2014

Los herederos de Felix Huarte y Miguel  Javier Urmeneta han recogido esta mañana la Medalla de Oro de Navarra de manos de la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina. La Presidenta ha asegurado que, con su esfuerzo conjunto, los impulsores de la industrialización de Navarra “nos dieron el mejor ejemplo posible” y “nos marcaron la senda para que compartamos un mismo interés por construir el futuro forjando entre todos una Comunidad mejor”.

Con esta distinción, la máxima que se concede en la Comunidad Foral y que constituye el acto central del Día de Navarra, el Gobierno reconoce también de forma conjunta a todas las personas (autoridades, técnicos, empresarios, trabajadores, etc.) que propiciaron “un gran plan que se tradujo en la creación de riqueza y bienestar”, tal y como ha afirmado la Presidenta.

medallas2La medalla fue recogida por Jesús Huarte Beaumont, hijo de Félix Huarte, y María Urmeneta Ochoa, hija de Miguel Javier Urmeneta Ajarnaute.

Con la concesión de la Medalla de Oro a título póstumo y conjuntamente, a Félix Huarte y Miguel Javier Urmeneta, se reconoce su contribución a Navarra como impulsores del Programa de Promoción Industrial que, desde su inicio, hace ahora cincuenta años, y hasta 1975, logró la creación o ampliación de 200 empresas, que generaron cerca de 20.000 nuevos empleos y una inversión de 12.000 millones de pesetas.

PROMOCIÓN INDUSTRIAL

Precisamente, el pasado 30 de octubre se celebró el 50 aniversario del Programa de Promoción Industrial, evento al que acudió el nieto de Félix Huarte, Juan Félix Huarte. En este acto se explicaron las raíces de cómo surgió aquel plan de impulso industrial. Juan Félix Huarte ofrecía algunas claves que ayudan a comprender las motivaciones del arquitecto del plan: “Mi abuelo era una persona enamorada de Navarra, toda su vida estuvo volcada en Navarra”.

El nieto de Huarte expuso a Navarra Capital como la emigración le dolía a este prohombre y esto le llevó a buscar soluciones para atajarla. “El tema de la emigración le deprimía mucho”, explicaba Juan Félix Huarte.

EL BIEN COMÚN

Ese amor por Navarra y la búsqueda del bien común unió a Félix Huarte y a Miguel Javier Urmeneta. La hija de este último, Ángela Urmeneta, relata  como ambos hombres fueron “un ejemplo de cómo, por el bien de los ciudadanos, las diferencias políticas no impiden hacer política. Y política con mayúsculas”.

De ese amor por Navarra y su disposición al bien común nació el programa de industrialización que “constituye la base esencial para el desarrollo de Navarra y ha contribuido decisivamente a alcanzar el nivel de progreso y bienestar del que hoy disfrutamos”, relata el Decreto de concesión del premio, en el que se destaca cómo la implicación personal del vicepresidente Félix Huarte y el diputado Miguel Javier Urmeneta.

 PROGRAMA PROMOCIÓN INDUSTRIAL

 El PPI fue aprobado por la Diputación Foral en 1964, tras la llegada de los dos nuevos diputados por Pamplona, Félix Huarte, que sería vicepresidente, y Miguel Javier Urmeneta. Ambos fueron los promotores de esta iniciativa para propiciar el despegue industrial de Navarra -que había quedado fuera de los polos de desarrollo diseñados por el Estado-, cómo única vía para mejorar las condiciones de vida de los navarros.

Los objetivos concretos de la iniciativa eran los siguientes: evitar la emigración de la población navarra, lograr una expansión industrial equilibrada en todo el territorio foral, aprovechar al máximo el uso de los recursos naturales de Navarra (potenciar la producción agrícola, ganadera y forestal), crear puestos de trabajo para mano de obra cualificada, técnicos y titulados navarros, movilizar el ahorro y recursos financieros autóctonos y atraer capitales foráneos.

El programa se sustentó en la capacidad foral de ofrecer subvenciones y exenciones fiscales a la creación o ampliación de empresas (los beneficios alcanzaban a proyectos a partir de un millón de pesetas de inversión y creación de 10 empleos). Estas ayudas se complementaron con un plan de inversiones públicas en materia de comunicaciones, polígonos industriales, formación profesional, etc.

Según los datos correspondientes al periodo 1964-75, se acogieron al PPI un total de 207 proyectos empresariales, que posibilitaron la creación de 19.167 puestos de trabajo. Las inversiones ascendieron a 12.022 millones de pesetas.

Por sectores, destacan las actividades metalúrgicas y, dentro de ellas, la construcción y reparación de maquinaria y material de transporte, así como el de alimentación y madera. Entre todos ellos, suman el 60% de las empresas incluidas en el programa.

En lo que se refiere al lugar de implantación, se crearon 14 polígonos industriales repartidos por todo el territorio foral. No obstante, destaca la importancia de Pamplona, que absorbió el 50,7% de las inversiones y el 37,6% del empleo generado, seguido de la Ribera (20,7% de inversión y y 25,1% de empleo), el resto de zonas presentan porcentajes similares cercanos al 10%, excepto la Montaña que posee índices inferiores.

Da cuenta de la buena acogida de la iniciativa, el hecho de que en 1965, al año siguiente a su implantación, solicitaron ayudas un total de 157 proyectos, de los que 80 correspondieron a nuevas empresas y 77 a ampliaciones de ya existentes.

FÉLIX HUARTE

Nació en Pamplona el 6 de noviembre de 1896 y fallecido el 12 de abril de 1971. En enero de 1923 contrajo matrimonio con Adriana Beaumont Galdúroz, quien en diciembre de 1991 recibiría la Medalla de Oro de Navarra por sus trabajos a favor de la promoción social.

Félix Huarte realizó sus estudios primarios en las escuelas de San Francisco de Pamplona. A la edad de 14 años comenzó a trabajar en la oficina de estudios y proyectos de Ángel Galé Hualde. En 1915 ingresó como delineante en la Comandancia militar de Pamplona y un año más tarde pasó a la empresa constructora de Rufino Martinicorena, empresa que se encargó de la construcción de la plaza de toros de Pamplona.

En 1927, asociado con Emilio Malumbres y el industrial pamplonés Toribio López López, que aportó el capital inicial, constituyó la sociedad colectiva regular “Huarte y Malumbres”, con el tiempo una de las más importantes constructoras del mercado nacional. De los beneficios generados por la constructora surgió el grupo industrial que agrupó a empresas como Imenasa, Inasa, Perfrisa, Torfinasa o Papelera Navarra, entre otras, cuyos consejos de administración presidió. En la década de los cincuenta y, en el marco Imenasa, impulsó el establecimiento de la escuela salesiana de capacitación profesional.

A principios de 1962 promovió y financió la formación de un equipo de asesores que estudió las posibilidades de desarrollo económico de la provincia. En octubre de 1963, retirado de la actividad profesional, presentó su candidatura al Ayuntamiento de Pamplona y el 2 de abril de 1964 tomó posesión de la vicepresidencia de la Diputación de Navarra, que como diputado decano le correspondía. Desde este cargo, impulsó el Programa de Promoción Industrial de Navarra.

Falleció en abril de 1971, pocos días después de abandonar su cargo como vicepresidente, y ese mismo mes fue nombrado a título póstumo Hijo Predilecto de Navarra. Recibió además, entre otras, la Medalla y Placa de Plata del Mérito Turístico, la Placa de Oro al Mérito Deportivo y la Encomienda de Alfonso X el Sabio

MIGUEL JAVIER URMENETA

(Pamplona 26 de noviembre de 1915- 12 de junio de1988). Se licenció en Derecho por la Universidad de Salamanca, aunque nunca llegó a ejercer de abogado. Tras finalizar la guerra civil, continuó la carrera de militar, durante la que alcanzó el grado de Teniente Coronel del Estado Mayor. En 1954, abandonó el ejército para ocupar la dirección general de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad Municipal de Pamplona, cargo en ostentó hasta su jubilación en 1982. Durante su gestión, la Caja de Ahorros Municipal experimentó un notable crecimiento, pasando de 1 a 57 sucursales, y de 15.000 a 150.000 impositores y promovió el apoyo de la entidad a numerosas obras sociales y culturales.

Urmeneta compaginó su actividad profesional con la actividad política. En primer lugar, como alcalde Pamplona, entre 1958 y 1964. Entre sus logros más destacados, cabe mencionar la retirada de los cuarteles militares del centro a Aizoain y la cesión por parte del Ejército de la Ciudadela. También fue el impulsor del nuevo sistema de abastecimiento de agua, con la construcción del embalse de Eugui y la renovación de la red de saneamiento y alcantarillado. Su gestión coincidió también con una importante expansión urbanística: plan sur, tercer ensanche, etc.

En 1964 dejó la alcaldía y fue elegido diputado foral por la Merindad de Pamplona. Junto con Félix Huarte, promovió el Programa de Promoción Industrial de Navarra. Permaneció en el cargo hasta 1971, etapa en la que también acometió otros proyectos como la mejora de la red viaria.

Tras su salida de la Diputación Foral, ostentó el cargo de concejal entre 1976 y 1978. En 1977 fue uno de los fundadores del partido Frente Navarro Independiente.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook