Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Orbital Aerospace opta a instalar una Cámara Infrarroja en la Estación Espacial Internacional

Comenzaron en 2008 con una inversión de 3.000 euros y hoy facturan 3,6 millones de euros. Esta empresa, que cuenta con 55 empleados, entre ingenieros de Telecomunicaciones, informáticos y astrofísicos, dedica a I+D un 20 por ciento de su facturación. La Cámara Navarra de Comercio les entregará el Premio a la Innovación el próximo 18 de diciembre.


Orbital Aerospace opta a instalar una Cámara Infrarroja en la Estación Espacial Internacional
diciembre 10
06:20 2014

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Orbital Aerospace, dedicada al desarrollo de Software Crítico, optará a instalar en la Estación Espacial Internacional una Cámara Infrarroja que podría suponer un contrato de 3 millones de euros, si se aprueban los presupuestos. En concreto, esta cámara infrarroja, desarrollada durante este año 2014, detecta la presencia de nubes en la atmósfera y estima su altura. “Nosotros hemos desarrollado la cámara, el sistema de control y el de comunicación y envío de datos. Este verano hemos realizado el lanzamiento a la estratosfera desde Canadá con éxito. A partir de ahora, esperamos poder instalarla en la Estación Espacial Internacional”, señala Ascen Cruchaga, socia de Orbital Aerospace.

orbital-aerospacial

Orbital mantiene sus oficinas en CEIN.

SOFTWARE CRÍTICO

Orbital Aerospace desarrolla software crítico. Es decir, tiene una probabilidad de fallo de uno entre un billón. “Esto es imprescindible en aeronáutica pero también en centrales nucleares, medicina, automoción, etc. porque el sistema informático no puede fallar, ya que eso, supondría poner en peligro la vida de las personas”, comenta Ascen. Orbital desarrolla, entre otros, sistemas de navegación, comunicación o sistemas de vuelo a baja altura, que se instalan en aeronaves, satélites o drones.

INICIOS

Ascen Cruchaga y Jorge Robles se embarcaron en la creación de esta empresa en el año 2008. “Hasta entonces trabajábamos en Alemania, Jorge en concreto, en Airbus. Y vio que había un nicho de mercado en aviónica. Comenzamos justo en el año de la crisis, invirtiendo nuestros ahorros, era imposible la concesión de créditos. Así que, como no queríamos hipotecar a nuestras familias, fuimos trabajando poco a poco, de manera progresiva, mediante contratos pequeños, para estar seguros de que podíamos hacerlo bien. Los tres primeros años estuvimos sin cobrar”, añade Cruchaga.

Orbital Aerospace ha fidelizado a su cliente principal Airbus. “Cuando se desarrolla un software, una vez entregado, aparecen muchas versiones de ese mismo software, según va cambiando la tecnología. Una vez que se fideliza al cliente, éste va a seguir con la empresa que le ha desarrollado el software inicial”, continua Ascen.

Comenzaron invirtiendo tres mil euros y hoy, seis años después, facturan 3,6 millones de euros. Cuenta con 55 empleados ingenieros de Telecomunicaciones, informáticos y astrofísicos. Además de su central en Pamplona, Orbital Aerospace tiene sedes en Madrid, Guadalajara y Alemania y exportan a Francia, Alemania y Brasil. Su inversión en I+D es del 20 por ciento de su facturación.

orbital-aerospacial-3

Equipo de trabajo.

DIFICULTADES Y SUPERACIÓN DE LA CRISIS

Su crecimiento imparable no ha estado exento de dificultades. “Dicen que no hay fronteras entre los países europeos, pero nuestro principal problema ha sido el burocrático. Ha sido muy complejo y caro poder operar en Alemania. Nos han puesto muchas trabas hasta el punto en el que hemos tenido que abrir una oficina allí para conseguir licencias”, explica Cruchaga.

Por otra parte, sin embargo, el éxito de Orbital Aerospace durante estos años de crisis ha radicado según Ascen, en que nuestro principal cliente está en Alemania. “Esto es porque Alemania te paga a 30 días y no pagas el IVA hasta que no cobras la factura. Es mucho más sencillo financieramente operar con un cliente alemán”, matiza.

PRÓXIMOS RETOS

Los próximos retos para Orbital Aerospace, además de la mencionada cámara infrarroja, son aumentar el número de países a donde exportar y crecer lo suficiente como para embarcar equipos completos de software y hardware en aviones de aquí a dos años. “Un proyecto muy ambicioso”, finaliza Cruchaga.

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook