Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Pamplona piensa como quiere que sea su tejido comercial en el futuro

El ‘Estudio de comercio urbano de Pamplona’, elaborado y recién finalizado por el Ayuntamiento de Pamplona conforme a Ley Foral del Comercio, es la base del próximo plan ‘Plan de atracción y ordenación comercial’ de la capital. El estudio define los ejes comerciales de 15 zonas de Pamplona y propone distintas actuaciones para mejorar su atracción comercial.


Pamplona piensa como quiere que sea su tejido comercial en el futuro
diciembre 15
05:45 2014

El objetivo del ‘Estudio del comercio urbano de Pamplona’ es la elaboración de un diagnóstico de la realidad actual de la oferta y la demanda comercial en Pamplona, apoyándose en los trabajos previos del Plan de Actuación Comercial 2013 -2015 realizados por el área de Comercio, y formular así unas bases para la regulación del uso comercial en el planeamiento urbanístico municipal.  El estudio incluye una propuesta de zonificación comercial, basándose en el Plan Municipal, e  indicando para cada zona la idoneidad o no de albergar usos comerciales de gran superficie y los condicionantes a considerar en cada caso.

El estudio, realizado por Ezquiaga Arquitectura, Sociedad y Territorio, S.L., reflexiona en un primer momento sobre el papel de Pamplona en el contexto regional y frente a las localidades vecinas de la Cuenca de Pamplona para tratar a continuación la demanda comercial, como los hábitos de compra o la atractividad de las zonas. Así, el análisis dice que el 70 por ciento de los pamploneses hace la compra de los productos cotidianos en su barrio. Además, la proximidad es el factor principal de elección en la compra de alimentación no fresca.

ZONAS
Respecto a la zonificación comercial de Pamplona, el documento distingue: el Casco Antiguo, los Ensanches, ejes comerciales de barrio, como la calle Martín de Azpilcueta en San Juan, el entorno de estaciones de transporte público, las zonas de comercio de proximidad y los polígonos industriales, Landaben y Agustinos.

De modo general, señala la importancia de mantener el comercio en las zonas residenciales y de limitar los grandes establecimientos comerciales solo por motivos de interés general. De hecho, la única limitación que marca el estudio es la de prohibir nuevas instalaciones de comercios minoristas en gran superficie en los polígonos industriales. Para el resto de zonas establece condiciones como tener en cuenta el patrimonio histórico-artístico en el Casco Histórico o los criterios de movilidad y de protección de la trama urbana en el resto de áreas del término municipal.

Los Ensanches son definidos como espacios “con valores patrimoniales y ambientales cuya regulación permite una amplia flexibilidad” frente a las dificultades que presentan para acoger comercios zonas como algunas calles en el barrio de la Milagrosa ocupadas en las plantas bajas por viviendas o manzanas de Buztintzuri y Mendillorri que también cuentan en los bajos de los inmuebles con viviendas o que estos se encuentran diseñados con porches. La calle Tudela es señalada como ejemplo para priorizar la presencia del comercio en emplazamientos con alta accesibilidad.

EJES COMERCIALES

El ‘Estudio del comercio urbano de Pamplona’ realiza una descripción detallada de todos los barrios de Pamplona, estableciendo los ejes comerciales de cada uno de ellos. Sobre estas zonas, el estudio realiza una descripción de la situación actual y aporta propuestas orientadas a conseguir una mejor convivencia y desarrollo del uso comercial en el espacio urbano.

De modo genérico, señala la importancia que tiene para el desarrollo comercial eliminar barreras para el peatón y hacer más cómodo el recorrido con un carrito de la compra; que los escaparates permitan ver al menos el 70% del comercio; que no haya fachadas completas ocupadas por pantallas electrónicas; que los cierres de seguridad sean homogéneos y que incluso en algunas zonas se establezcan materiales y colores para estos cierres.

Para el futuro, el documento también da pautas sobre el suelo urbano no consolidado y sobre el suelo urbanizable como que las calles que vayan a ser ejes comerciales concentren al menos el 25% del comercio vinculado a vivienda colectiva, que las zonas comerciales cuenten con paradas de autobuses públicos urbanos o que las aceras sean de al menos 4 metros de anchura, por ejemplo.

El contenido del trabajo servirá de base para la redacción del denominado Plan de Atracción y Ordenación Comercial que se preparará por parte del equipo técnico municipal en los próximos meses.

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook