Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Sólo el 34% de los autónomos navarros son mujeres

El retrato robot del autónomo en Navarra es un varón, español, sin asalariados, con una sola actividad, entre 40 y 54 años, que lleva 5 en su negocio, y que cotiza por la base mínima. Ante estos datos, el Ejecutivo foral ha celebrado una jornada para aumentar el emprendimiento femenino, analizar la brecha salarial entre hombres y mujeres o medidas de conciliación laboral.


Sólo el 34% de los autónomos navarros son mujeres
enero 27
05:50 2017

Durante la mañana de este jueves se hizo especial hincapié en la necesidad de analizar y estudiar desde todos los ámbitos, la situación y necesidades de las mujeres en el mundo laboral en general y en el autónomo en particular.

La apertura de la Jornada de Participación Ciudadana del Plan de Trabajo Autónomo en Navarra corrió a cargo de Izaskun Goñi, directora de General de Política Económica y Empresarial y Trabajo del  Gobierno de Navarra. Javier Zubicoa, director del Servicio de Trabajo presentó el Plan Integral de Economía Social de Navarra 2017-2020. También intervenieron Paz Fernández Mendaza, gerente del Servicio Navarro de Empleo; Susana Labiano, gerente de AMEDNA; Nerea Álvarez, subdirectora de Planificación y Programas del INAI-INABI; Cristina Bayona, coordinadora del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media; Natalia Moriones, presidenta UPTA-Navarra y Rakel Laspidea, asesora FP del CAP del departamento de Educación.

El tejido empresarial de la Comunidad Foral de Navarra está compuesto en su mayoría por microempresas, que representan más del 90% de la totalidad de las empresas, principalmente autónomos y autónomas. “Debido fundamentalmente a su carácter unipersonal, se enfrentan a especiales dificultades, además de las que padecen otras formas jurídicas de empresa. Las mujeres padecen estas dificultades y las añadidas por el mero hecho de ser mujeres”, ha señalado Izaskun Goñi, directora de General de Política Económica y Empresarial y Trabajo

mesaEl Plan de Trabajo Autónomo en Navarra (PTA) persigue mejorar las condiciones del trabajo autónomo y favorecer su crecimiento. Se pretende eliminar o, al menos, reducir al mínimo las desigualdades detectadas entre las grandes estructuras empresariales y los pequeños autónomos para que ambos puedan competir en máxima igualdad de condiciones en un mercado global, pero también local.

De este modo, se han planteado varios objetivos que se centran en fomentar y promocionar el trabajo autónomo como fórmula de creación de empleo, reduciendo trámites administrativos y estimulando la aparición de nuevos proyectos de autoempleo y apoyo a la contratación. También es necesario que se aumenten las competencias de las personas del colectivo autónomo desde el punto de vista técnico y directivo en habilidades técnicas, sociales y personales en relación con la creación, consolidación y crecimiento de sus proyectos empresariales. Es importante a su vez incentivar la contratación de otras personas trabajadoras; mejorar las medidas de financiación y de apoyo a la fiscalidad y favorecer el mantenimiento y la estabilidad del trabajo autónomo ya existente, luchando contra las actividades irregulares y la economía sumergida, entre otros aspectos.

Nuestros grandes objetivos son que haya 1000 personas nuevas dadas de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos)  cada año durante la vigencia del Plan y 500 personas contratadas por cuenta ajena por autónomos persona física cada año durante la vigencia del Plan. Además, nos proponemos incrementar al final de la vigencia del Plan del 73% al 75% el número de personas del colectivo autónomos en activo más de 3 años”, ha avanzado Javier Zubicoa, director del Servicio de Trabajo.

LÍNEAS ESTRATÉGICAS

Según señala el Gobierno foral, el Plan de Trabajo Autónomo en Navarra 2017-2020 constituye un instrumento de referencia para fomentar, impulsar y consolidar el autoempleo en Navarra y también hacer posible que surjan nuevas empresas formadas por personas dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) con sus propios trabajadores a su cargo.

El Plan del Trabajo Autónomo de Navarra 2017-2020, se articula en las ocho líneas estratégicas siguientes:

1. Fomento de las competencias de las personas trabajadoras pertenecientes al colectivo de autónomos.

2. Mejora en la prestación de los servicios administrativos.

3. Fomento de la cultura emprendedora.

4. Consolidación del Trabajo Autónomo.

5. Plan de acción sobre mujeres emprendedoras y autónomas.

6. Prevención de riesgos y salud laboral. 20

7. Protección Social y ante el fracaso.

8. Mejora del posicionamiento del colectivo.

Paz Fernández Mendaza, gerente del Servicio Navarro de Empleo, ha destacado la importancia del desarrollo de competencias profesionales y en concreto las específicas al sector autónomo, “una formación transversal es muy importante para el desarrollo del trabajo autónomo”. Además, ha subrayado la necesidad de crear empleo autónomo fomentando nuevas altas y conciliando la vida familiar y laboral. “Se debe mejorar la ayuda para las trabajadoras autónomas embarazadas que contraten en previsión de su sustitución y favorecer la formación para aquellas que vayan a realizar dicha sustitución tras el parto”.

publicoPERFIL DEL AUTÓNOMO NAVARRO

El Trabajo Autónomo acapara la mayoría de los negocios y de las pequeñas empresas navarras, con una trascendental aportación al conjunto de la población activa navarra. Si esto se observa desde una perspectiva de género, que es la que ha centrado la jornada de este jueves, los hombres tienen un peso del 65,5% (30.917) y las mujeres del 34,5% (16.301) sobre el total de la afiliación R.E.T.A.

Por edad, se incrementa el número de personas con más de 55 años un 3,0%. Por el contrario, el colectivo que tiene menos de 54 años (el 70,8% del total) ha descendido, especialmente el colectivo entre 25 y 39 años que descendió un -5,0% y un -3,4% los que tienen menos de 25 años.

Existen tres actividades económicas que aglutinan al 47,6% del total de este colectivo: comercio, construcción y agricultura. Aunque con una menor participación de la afiliación también destacan los sectores industriales, la hostelería y los relacionados con las actividades profesionales, científicas y técnicas.

En resumen el perfil del colectivo autónomo propiamente dicho en Navarra es un varón sin asalariados a su cargo, con una sola actividad, entre 40 y 54 años (aunque con una importante presencia de mayores de 55 años), español, que lleva 5 años o más en su negocio, y que cotiza por la base mínima de cotización.

La sociedad nos asigna comportamientos y jerarquía peor valorados. Se nos ubica en un tipo de carreras y puestos de trabajo. Debemos conocer por qué tenemos un peor acceso al empleo, estamos peor pagadas. Debemos analizar los datos y tomar medidas. Todos los programas y actuaciones políticas deben incluir la igualdad desde todos los puntos de vista. Hay que conseguir que los recursos de la administración pública se distribuyan de forma equitativa”, ha reivindicado Nerea Álvarez, subdirectora de Planificación y Programas del INAI-INABI.

Susana Labiano, gerente de AMEDNA, ha recordado la labor de apoyo que esta entidad ejerce para la mujer autónoma en Navarra. “Además de fomentar el empleo autónomo femenino, debemos conseguir una mayor presencia de las mujeres en todo el organigrama de la empresa. En la mayoría de los casos, las mujeres optan por el trabajo autónomo, no por voluntad sino por necesidad. Es necesario impulsar mejoras en todos los aspectos porque el autoempleo no debería ser una vía para conseguir un empleo”.

Así mismo, ha señalado que siguen habiendo grandes diferencias salariales entre hombres y mujeres y que “la brecha salarial además, todavía se sigue cuestionando. Nuestra realidad en el mundo laboral es peor que para los hombres. A ello, hay que añadir la edad, algo que todavía afecta mucho más en las mujeres con una edad avanzada para encontrar un empleo”. Por último, Labiano ha lamentado que todavía el peso de la conciliación recaiga únicamente en la mujer “algo que a veces, es determinante a la hora de emprender un negocio. Es necesario estudiar todo esto desde un ámbito muy amplio”.

Posteriormente, Mentxu Istúriz, Xamurki Puericultura; Leticia Blasco, Arquitecta Técnica; Kati Leache,  Karekin Kultura de Aoiz; Laura Lacunza, Sweet Lolita Tafalla Moda y  Raquel Moltó, Veterinaria presentaron sus experiencias a los asistentes. Para finalizar, se desarrollaron Talleres en grupo para deliberar y contrastar opiniones acerca del Plan Integral de Economía Social 2017-2020 con enfoque de perspectiva de género.

 NOTICIA RELACIONADA: Autónoma y madre, un binomio imposible de conciliar

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook