Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

TRW: Dirección niega un plan premeditado para cerrar la planta de Landaben

"Si no hacemos nada, seguiremos perdiendo dinero. No es una amenaza, es la realidad". Es una de las manifestaciones realizadas por el directivo Paul Parnham, en representación de la matriz de TRW, en su comparecencia ante el Parlamento foral. Por este motivo, Parnham ha defendido el ERE planteado por la multinacional como única vía para garantizar el futuro de la instalación navarra. A su salida del Parlamento, este responsable ha necesitado la protección de Policía Foral mientras que el comité lo acusaba de "salir por la puerta de atrás como los delincuentes" al tiempo que le exhortaba, una vez más, a un proceso de negociación "normalizado".


TRW: Dirección niega un plan premeditado para cerrar la planta de Landaben
febrero 11
05:00 2016

El directivo de ZF-TRW Automotive España Paul Henry Parnham ha asegurado que no hay un plan de cierre para la filial de Landaben pero que los despidos son necesarios para la continuidad de la factoría. Además, ha reducido la cifra inicial de trabajadores afectados por la rescisión de su contrato de los 250 planteados inicialmente a 67, siempre y cuando, TRW se encargue de la fabricación de la nueva dirección del modelo Polo de Volkswagen Navarra.

Éstas son las principales ideas que ha querido transmitir Parnham en su comparecencia ante el Parlamento de Navarra que ha coincidido con una concentración de la plantilla de TRW en frente de la sede del Legislativo foral bajo el lema “Gobierno: de las palabras a los hechos. ZF-TRW Solución”.

Así, mientras la plantilla mostraba su rechazo a los planes de la multinacional, su máximo representante ha negado que su objetivo sea cerrar la factoría navarra.  “La empresa no tiene un plan de desmantelar la planta de aquí a tres años, sino para implantar cambios para que el negocio salga a flote”, ha afirmado de forma rotunda.

No obstante, en alusión a los despidos, ha añadido que “salvaguardar la planta necesita estas decisiones” porque “en estos últimos 3 años se han perdido 43,7 millones de euros, y en los últimos 5 años más de 63 millones”, “una hemorragia incontenible”. “Si no hacemos nada – ha continuado- seguiremos perdiendo dinero. No es una amenaza, es la realidad”, ha sentenciado.

En este punto, en nombre de la matriz, Paul Parnham se ha mostrado partidario de “minimizar las extinciones” y de hecho, ha comentado, “si podemos traer el negocio de Volkswagen, no estaríamos hablando de una pérdida de más de 200 puestos de trabajo, solo de 67″.

Tras comprometerse a “intentar traer el contrato con Volkswagen”, ha agregado que la multinacional plantea 250 despidos en Pamplona porque, “si no hacemos lo que tenemos que hacer ahora, esa cifra será de más de 600″ dado que “el sector ha cambiado mucho” y esta planta “se ha ido quedando atrás por diferentes razones”.

Por lo demás, ha vuelto a reiterar la “mala situación” en la que se encuentra la factoría de TRW en Landaben “que no ha conseguido un pedido importante nuevo desde 2009″, ha recordado, y que, en opinión de la multinacional, tiene cuestiones muy importantes que debe resolver como, por ejemplo, el coste referido tanto a ingresos (32,21 euros a la hora, “los más altos de toda la empresa”) como a otros condicionantes: 50 días inhábiles, absentismo (“ocho por ciento, el más alto del grupo”) o número de horas de trabajo (“1.695, el más bajo del todo”).

“Tenemos costes altísimos que hay que reducir y son los operarios quienes lo tienen que conseguir” porque “no les estamos pidiendo nada que no hagan nuestros competidores”, ha subrayado, y aseverado que en la empresa “no creemos que el futuro del negocio de dirección sea la mano de obra barata o llevar plantas a Polonia”, sino “mantener las plantas en lugares como este” pero con “la mejor tecnología, formación y mano de obra”.

GRUPOS POLÍTICOS

El portavoz parlamentario de UPN, Carlos García Adanero, ha cuestionado “de qué futuro se habla, en qué condiciones y de cuánto tiempo”, y ha mostrado su esperanza de que sea “un futuro realista” para “no estar en la misma situación dentro de tres años”.

Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha mostrado su desconfianza ante las declaraciones de Parnham por su “fama de cierre de plantas”, y Carlos Couso, de Podemos, ha propuesto buscar medidas “encaminadas al sostenimiento de todos los puestos de trabajo”, como la reducción de las jornadas.

La portavoz del PSN, Guzmán Garmendia, ha mostrado su insatisfacción ante un “discurso derrotista” y ha instado al directivo de TRW a que “niegue un desmantelamiento a tres años”.

Por su parte, la popular Ana Beltrán se ha mostrado dispuesta a colaborar para “que un acuerdo sea posible”, y el representante de I-E, José Miguel Nuin, ha mostrado una profunda “decepción y estupefacción” por la posición de la empresa y una “enorme preocupación por el futuro” de la planta de Landaben.

COMITÉ

La salida de Paul Parnham del Parlamento de Navarra ha sido accidentada en la medida en que ha debido abandonar la sede del Legislativo por una puerta lateral.

Los trabajadores concentrados en las inmediaciones del edificio han tratado de rodear el vehículo donde iba este directivo, algo que ha impedido Policía Foral. En ese momento, el presidente del Comité de Empresa, Josi Álvarez, en declaraciones a los medios presentes ha acusado a Parnham de “salir por la puerta de atrás como los delincuentes” al tiempo que le exhortaba, una vez más, a un proceso de negociación “normalizado”. 

En este contexto, está previsto que hoy jueves miembros del Gobierno central y del autonómico se entrevisten con la dirección en una reunión prevista en Madrid y en ella los trabajadores de TRW Navarra esperan que se le pida a la multinacional, igual que plantea el comité, “un marco de negociación sin salidas traumáticas”.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook