Navarra Capital

Cotización Ibex 35

Actualidad

Y tus cuentas, ¿cuánto resisten?

Si las cuentas no salen, la existencia de las empresas corre peligro. Por eso, cada vez más expertos en cuestiones financieras recomiendan realizar test de estrés que permitan analizar la salud financiera de la empresa. Es el ejemplo del director general de Juan Pérez-Carballo, director general de Converthia, especializada en consultoría y formación en finanzas. Se trata de anticiparse y asegurar la supervivencia de la compañía, incluso, ante escenarios económicos adversos.


Y tus cuentas, ¿cuánto resisten?
junio 03
06:12 2015

Una información de Cristina Altuna para Navarra Capital

Las empresas son números y si los números no salen, la empresa tiene riesgo de desaparecer. Por eso, cada vez más voces recomiendan realizar análisis financieros que ayuden a diagnosticar no sólo cómo está en el presente la organización, sino cómo puede afrontar el futuro.

Se trata de una tendencia puesta de moda por los graves problemas creados en las entidades financieras y lleva tiempo instalada en la agenda de la empresa moderna. Se ha dado a conocer como el test de estrés y “permite al equipo de dirección reflexionar conjuntamente sobre las vulnerabilidades de la empresa e identificar las más importantes, con el fin de aplicar un plan de acción para prevenir los efectos de una posible crisis”.

Así lo explica Juan Pérez-Carballo Veiga, director general de Converthia y experto en cuestiones financieras. El objetivo es asegurar la supervivencia de la compañía, ante un posible deterioro económico de la compañía o un escenario de crisis, mediante el fortalecimiento de su salud financiera.

ANTICIPARSE

juan-perez-carballo

Juan Pérez Carballo

La experiencia demuestra, además, que “hay que estar preparado, porque con frecuencia sucede lo inesperado”. Se trata de anticiparse a los problemas, para evitar que estas se produzcan. Por eso, “el test de estrés debe ser una prueba periódica, promovida por el comité de dirección de la empresa, que se realice al menos una vez al año y que forme parte del sistema de control de gestión”.

Para Pérez-Carballo, lo importante de la prueba es identificar las exposiciones y las medidas preventivas, más que comprobar si se aprueba o no el test. Es necesaria, además, la participación e implicación de todas las áreas de la empresa. El plan, explica este experto en asuntos financieros, debe incluir “medidas en buena parte no financieras, vinculadas con la diversificación, el tipo de producto, los clientes, el crecimiento o el apalancamiento operativo”.

Para que el test de estrés sea eficaz, resulta necesario analizar la capacidad de la empresa para superar un escenario adverso “verosímil”, que represente una “auténtica amenaza y que esté basado en hipótesis sobre el comportamiento de la economía en general, el medio específico en el que opere la empresa y su situación interna. “La probabilidad de que ocurra ese escenario será reducida pero su efecto puede ser catastrófico”advierte.

DEBILIDADES

En esta época de crisis, la experiencia demuestra que las principales debilidades son tres. Por un lado, “un crecimiento desmedido de la actividad, basado en extrapolar sin límite una coyuntura favorable del mercado”. Por otro lado, acometer algún proyecto grande cuyo fracaso implique el colapso de la empresa como, por ejemplo, adquirir otra empresa mayor sin la debida evaluación del riesgo. Y, por último, un exceso de endeudamiento, sobre todo a corto plazo, desajustado con la capacidad de generación de caja de las actividades.

También destaca Pérez-Carballo la existencia de debilidades como una gestión inadecuada de los riesgos, “supeditados con frecuencia a la rentabilidad, y a una dependencia excesiva de la financiación bancaria”. Una dependencia que afecta, especialmente, a las medianas y pequeñas empresas, porque las grandes pueden acceder más fácil al mercado de capitales, con la ampliación del capital social o la emisión de deuda corporativa.

JORNADAS

Del test de estrés y de las etapas que una empresa debe seguir para probar su salud financiera hablará Juan Pérez-Carballo en la jornada que ha organizado ESIC Navarra. El acto tendrá lugar el próximo 11 de junio, en la sede que esta escuela de negocios tiene en Mutilva, Avenida de Anaitasuna 31, de 18.30 a 20.30 horas. Al finalizar la conferencia tendrá lugar una sesión informativa del Máster en Dirección Financiera (MDF), cuya dirección corre a cargo de Pérez-Carballo.

 

Artículos relacionados

@navarracapital

Actividad en Facebook